Código de Ética del Instructor

Como capacitar es compartir, se muestra más abajo el código de ética que fue elaborado durante un curso de formación de instructores y que fue modificado, consensuado y validado por todas las instancias de la institución educativa.

Como se ha mencionado, este código debería adaptarse a los principios, valores, idiosincrasia, usos y costumbres propias de cada centro de instrucción y ser consensuado por todos los estamentos que conforman el sistema de capacitación. Espero que les sea de utilidad.

Tercera Conferencia Regional de Coordinación TRAINAIR, El Salvador, 2005

CÓDIGO DE ÉTICA DEL INSTRUCTOR

El Código de Ética del Instructor está constituido por un conjunto de principios, con la finalidad de que sirvan como lineamientos y guía para una buena conducta profesional.

Este Código de Ética identifica 10 Principios Fundamentales, que describen la conducta ética que deben tener los Instructores, así como a lo que ellos o la profesión deberían aspirar, presentando una guía clara y específica para orientar su accionar docente.

La comunidad de Instructores se autodefine como una comunidad de aprendizaje, lo que sitúa a los docentes en la posición correcta para asumir un Código de Ética moderno. Como comunidad de aprendizaje se reconoce que el aprender permanente es la palanca del desarrollo de toda la comunidad aeronáutica de nuestro país.

Como tal, los Instructores tienen una actitud de estar siempre aprendiendo. Aprender y vivir van de la mano, no pueden separarse; aprender es vivir y vivir es aprender. Es por ello que una comunidad de aprendizaje requiere un Código de Ética basado en valores universales, que  permita la unidad de la comunidad aeronáutica, una actitud de servicio hacia la sociedad y el desarrollo de nuestra propia conciencia para ser mejores seres humanos, vivir con dignidad y ser felices.

En tal sentido, el Instructor,  como uno de los estamentos fundamentales del proceso de enseñanza-aprendizaje, asume el compromiso voluntario de respetar y aplicar este Código de Ética, poniendo al servicio de los estudiantes sus competencias docentes y preocupándose siempre por el desarrollo integral de los alumnos, en forma positiva y optimista.

El Código de Ética del Instructor debe responder a las necesidades y cambios de la profesión, por lo que requerirá revisión en respuesta a los cambios en la instrucción aeronáutica, en la capacitación del personal de la aviación civil internacional y en la sociedad.

Sin embargo, siendo la ética un conjunto de principios que rigen la conducta de una determinada comunidad, debe ser estable y tener un bajo nivel de transformación. Por lo tanto,  este Código de Ética será revisado cada cinco años, o antes de ser necesario.

PRINCIPIO 1: VALORES E INTERESES

El Instructor debe ser un modelo de integridad profesional y personal, proyectando una imagen digna y obrando con los más altos estándares éticos  y morales de honestidad, justicia, responsabilidad, lealtad, puntualidad, objetividad y eficiencia, dentro y fuera del Centro de Instrucción. También debe tener siempre presente que la esencia de su compromiso profesional está íntimamente ligado al cumplimiento de la Misión y el Proyecto Educativo del centro de estudios donde presta sus servicios docentes.

El Instructor debe anteponer siempre el interés general dela Institución antes que cualquier interés de orden individual o ajeno a la instrucción; asumiendo un comportamiento justo e imparcial hacia el estudiante y favoreciendo su desarrollo, aplicando principios y valores éticos, durante todo el desarrollo de los procesos de formación integral. También fomentará en sus estudiantes el sentido crítico y la reflexión continua acerca de su propio aprendizaje (metacognición).

PRINCIPIO 2: ACTUACIÓN DOCENTE

El Instructor ejercerá su acción docente con propiedad y honestidad, actualizando sus competencias profesionales y mejorando su propio desempeño académico, como resultado de una auto-evaluación racional y reflexiva. Se preocupará por mantener conocimientos especializados y actualizados, siendo responsable de la parte operativa de sus funciones, buscando mejorar siempre su capacidad didáctica, de modo que se convierta en un agente de cambio, que impulse el desarrollo de su grupo profesional, en la empresa y en nuestro país.

PRINCIPIO 3: ENFOQUE DE LA INSTRUCCIÓN, EQUIDAD Y PLURALISMO

El Instructor promoverá el diálogo, así como el pensamiento positivo y proactivo entre los estudiantes, procurando la búsqueda de la verdad, la comunicación deliberante y participativa, así como el trabajo en equipo, estimulando la innovación y creatividad en los procesos educativos de investigación.

El Instructor debe garantizar la equidad, el pluralismo y el respeto por los demás, generando una atmósfera de paz y tranquilidad, que alimenta una convivencia armoniosa y fortalece una conciencia ética y moral individual. Asimismo, actuará con honestidad y transparencia en el desempeño de todas sus actividades y funciones docentes, siendo tolerante con las ideas y propuestas opuestas a su propio pensamiento.

PRINCIPIO 4: RESPETO A LA INTERCULTURALIDAD Y VOCACIÓN DE SERVICIO

El Instructor debe aceptar y valorar la interculturalidad de sus estudiantes, sin discriminarlos por ello y respetando sus ideales y la diversidad de sus opiniones, fomentando un paradigma de aprendizaje, donde todos aprendemos de todos (aprender a aprender y a desaprender).

Como Instructores, siempre se preocuparán por servir a los demás, ya que ello los dignifica y  hace más libres, los hace más felices y menos egocéntricos. Una actitud de servicio es un principio ético moderno, que los ayuda a trabajar en el mundo realizando al mismo tiempo su propia vida, que al usarla para servir a los demás, encuentra su significado más profundo, que les permite cumplir con su vocación docente y trascender a ella misma.

PRINCIPIO 5: TRASCENDENCIA

El Instructor buscará que sus pensamientos, palabras y obras logren el bienestar y el desarrollo personal y profesional de los estudiantes y respetará en todo momento su dignidad y libertad; siendo justo, veraz y preciso en sus apreciaciones, buscando una trascendencia mayor a los propios contenidos de su tema de instrucción y observando estrictamente la normatividad de su centro de estudios; impulsando una cultura que procure el logro efectivo de justicia, creatividad, respeto y apoyo a todos los estamentos que forma el sistema de capacitación de nuestra empresa.

PRINCIPIO 6: SALVAGUARDA DE LA DIGNIDAD Y PRESTIGIO DE LA PROFESIÓN

El Instructor respetará a sus colegas, buscando que nunca se deteriore la dignidad de la profesión, proyectando hacia la sociedad una imagen positiva y de prestigio. También buscará el crecimiento y desarrollo constante en la práctica de la profesión docente, usando este conocimiento para mejorar las experiencias y desempeño del personal en capacitación, así como de sus colegas, manteniendo una permanente relación de colaboración y ayuda profesional; tanto entre los colegas Instructores como entre los estudiantes.

Como colega, no discriminará o acosará a otro Instructor, respetando y defendiendo el libre pensamiento de los demás. En el intercambio de ideas mostrará respeto y tolerancia con las ideas expuestas por otros Instructores. Reconocerá el esfuerzo y obligación de emitir un juicio alturado acerca de la opinión de sus pares. Aceptará su responsabilidad de compartir roles con los responsables de la administración del Centro de Instrucción.

PRINCIPIO 7: ALTRUISMO

El Instructor no deberá retener sus conocimientos y experiencias para sí mismo, ya sea por pereza o para evitar que en un futuro los estudiantes sean una competencia en la vida laboral profesional. El Instructor deberá tener siempre una actitud altruista y generosa, teniendo siempre en cuenta la frase siguiente: La más pura gloria y satisfacción del maestro no es formar discípulos que lo sigan, sino que lo superen”.

PRINCIPIO 8: CONFIDENCIALIDAD

El Instructor debe mantener estricta confidencialidad sobre todo lo relacionado a su quehacer docente y a las situaciones que hayan podido acontecer en el desarrollo de la instrucción y solo podrá revelarlo con el expreso consentimiento del educando, para propósitos académicos, si el caso así lo amerita, rechazando toda acción indigna que dañe el patrimonio moral de la Profesión y procediendo siempre con tacto y diplomacia.

PRINCIPIO 9: RESPONSABILIDAD

El Instructor será muy responsable con el alto compromiso asumido como docente y  reconocerá el efecto que pueda causar su alejamiento repentino del Centro de Instrucción, así como cualquier otro contratiempo que se pueda generar por su ausencia o incumplimiento. De otro lado debe constituirse siempre en actor directo en las decisiones, cambios o proyecciones que se vayan a realizar en el ámbito de la instrucción aeronáutica, así como un colaborador activo en todo lo concerniente a las actividades  académicas de la institución educativa, procurando en todo momento que sus acciones causen el mayor beneficio posible a sus alumnos.

PRINCIPIO 10: LEALTAD Y COMPROMISO

El Instructor actuará siempre con lealtad, teniendo en cuenta la confianza depositada en él por la institución y por la sociedad; para formar profesionales que más adelante tendrán en sus manos grandes responsabilidades que afrontar; por lo que estará comprometido con altos estándares de calidad educativa y con la mejora continua del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Reflexión Final:

Que este Código de Ética no sea causa de desunión y que tampoco sea usado para fines dogmáticos e intolerantes, ni para ejercer discriminación, manipulación ni persecución. Como Instructores, no tenemos enemigos y somos conscientes de que hay personas que piensan de manera  diferente a nosotros y que respetamos en el marco de la diversidad.

Que ninguna penalidad sea impuesta por ningún grupo a los eventuales transgresores de estos principios, ya que a ellos les bastará con la desventura de no usufructuar el privilegio de vivenciarlos.

About these ads

Acerca de William Aranda Arrese

A highly experienced Training Expert with strong organizational skills, excellent communication, interpersonal and analytical skills, in addition to strong commitment to excellence.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Código de Ética del Instructor

  1. CARLOS HERNÁNDEZ FLORES dijo:

    BUENO EL CONTENIDO YA QUE ME HA SERVIDO PARA COMPARTIR CON MIS COLEGAS INSTRUCTORES YA QUE TRASPASAMOS NUESTRAS VIVENCIAS A NUESTROS ALUMNOS.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s