DIOSidencias

Curso de Supervisión Aeronáutica, República Dominicana, 2008

El término surgió durante el dictado del interesante curso de “Supervisión Aeronáutica” que se realizó en la bella ciudad de Santo Domingo, en República Dominicana, en el mes de octubre de 2008, cuando hablamos de la importancia de “estar atentos a las coincidencias, ya que son mensajes de Dios”…y de allí surgió que son DIOSidencias.

Anteriormente he mencionado que cuando uno se prepara para dictar un curso de trascendencia especial, como son los cursos internacionales o quizás porque es la primera vez que se visita un país o por la relevancia del evento, etc., se realiza un trabajo previo, no solo de competencias profesionales, sino también de preparación mental, física y espiritual, de modo que estemos listos para dictar “el mejor curso de nuestra vida”.

Recuerdo mucho que en el módulo de “Manejo del Estrés” realizamos una rutina de meditación con todos los participantes y la verdad que fue una experiencia muy buena, que nos gustó a todos.

Particularmente, soy una persona que tiene mucha fe en Dios y durante mis prácticas matutinas de meditación, mis arquetipos son Jesús, la Virgen de Guadalupe y San Benito de Palermo, en cada caso por razones que sería muy largo de explicar en este artículo. Estoy convencido que esta preparación holistica ayuda mucho para dar lo mejor de nosotros y muchas han sido las coincidencias que podrían testimoniar esta realidad.

Por una feliz DIOSidencia, hoy recibí un correo electrónico de mi amigo Rafael Martinez, que fue uno de los participantes de este recordado curso, mencionando en el texto: “Yo creo en las Diosidencias…”, lo que me hizo recordar esta expresión y animarme a comentar la historia con ustedes.

Pero la feliz coincidencia fue que cuando leí este mensaje en mi celular, yo estaba muy contento y agradecido porque justo terminaba de dictar una clase maestra en una de las mejores escuelas de postgrado de una prestigiosa universidad de Lima y había pasado la prueba, así que era como un recuerdo de que las Diosidencias existen, ya que precisamente la forma en la que llegué a tener esta oportunidad, fue por una serie de felices coincidencias.

No me negarán de que es mucha coincidencia de que justo en ese momento reciba un correo de mi amigo Rafael, con quien no me he comunicado con mucha frecuencia en los últimos años, ¿verdad?

¿Y ustedes que piensan al respecto? ¿Las coincidencias existen? ¿Son mensajes de Dios? Vamos, anímense a comentar…

Anuncios

Acerca de William Aranda Arrese

A highly experienced Training Expert with strong organizational skills, excellent communication, interpersonal and analytical skills, in addition to strong commitment to excellence.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s